Granada, además de ser conocida por sus monumentos históricos, gastronomía, sitios de interés, etc. es conocida por sus infinitas historias y leyendas. Algunas son simples leyendas y otras historias reales. Seguramente, si haces un tour por la ciudad de la Alhambra te comenten que se esconden leyendas en cualquiera de esos rincones.

Formar parte de la cultura nazarí ha dejado, entre otras cosas, una serie de leyendas famosas en esta ciudad. En esta entrada del blog te vamos a contar las 5 leyendas más famosas en Granada.

La leyenda de la Casa de Castril

En una de las mejores zonas de Granada es donde se ubica la leyenda de la Casa de Castril. Esta fue construida por los Reyes Católicos sobre los restos de un palacio árabe, que dieron permiso para que su secretario Hernando de Zafra pudiera construir ahí su casa.

Cuenta la leyenda que el secretario era viudo, y vivía en esta casa junto a su hija de 18 años, Elvira. Su mala relación con los granadinos se debía al trato despectivo que según Zafra recibía y se decía que se caracterizaba por su mal humor. Su hija Elvira, se enamoró de Alfonso de Quintanilla, hijo de una familia con la que Zafra no tenía buena relación.

A pesar de esto, los enamorados se veían en la habitación de Elvira gracias a la ayuda de un paje. Cuando Zafra estuvo a punto de pillar a Alfonso este escapó. Lo que no pudo evitar fue ver a su hija casi desnuda, con la mala suerte de que el paje no pudo escapar y el secretario pensó que la relación era entre el paje y Elvira, lo que hizo que Zafra mandara al paje a que lo colgaran por el balcón en ese preciso instante.

El paje, mientras pedía compasión en sus últimos momentos de vida, escuchaba un grito por parte de Zafra que decía «¡Pide cuanta justicia quieras.  Ahí ahorcado puedes quedar esperando la del cielo cuanto tiempo te plazca!». Una vez terminada la ejecución, este pidió que se tapiara el balcón donde tuvo lugar con la frase «esperándola del cielo» en la pared. Mientras todo esto ocurría, Elvira estaba encerrada en su habitación hasta que un día no pudo más decidió acabar con su vida tomando un veneno fuerte.

La Leyenda de la Silla del Moro

¿Cuántas veces has escuchado la frase «Llora como mujer lo que no supiste defender como hombre»? Esta frase surge de la leyenda que vamos a contar a continuación, la de La Silla del Moro. Cuenta la leyenda, que en el asiento de los Reyes Católicos en el reino de Granada en 1942, el rey Boabdil (último rey de la época musulmana en Granada) se exilió. Los Reyes Católicos colocaron su bandera en la Alhambra, un símbolo de victoria, consecuencia de no encontrar ninguna resistencia por parte del ejército de Boabdil.

torre de la vela en Alhambra haciendo referencia a la leyenda suspiro del moroBoabdil partió rumbo junto a su corte y camino a la Alpujarra almeriense, se refugiaron en una colina que se encuentra en ruinas (actualmetne conocida como La Silla del Moro). Desde esta colina, se veía la ciudad de la Alhambra. Cuando Boabdil miró hacia la Alhambra comenzó a lamentarse y a mostrarse triste por resistirse sin luchar por lo que hasta ese momento había sido su reino. En esos momentos se lamentó, suspiró e incluso lloró por la perdida de su tierra y su madre le pronunció la famosa frase «llora como mujer lo que no has sabido defender como hombre». Actualmente, esa colina se conoce como «Suspiro del Moro«.

Las piedras de la Abadía del Sacromonte

Esta leyenda tiene lugar en uno de los sitios más importantes para la historia y cultura granadina, la Abadía del Sacromonte. Ubicada en un monte cerca a la Alhambra, esconde la leyenda de las piedras de la Abadía del Sacromonte. Bajando dirección catacumbas de la Abadía, entrarás en un ambiente frío cargado de misterio. En este camino encontrarás dos piedras, una de color blanca y una negra (el lado positivo y el negativo).

Según la leyenda, tocar la piedra blanca ayudará a que te alejes de la persona a la que amas. Si tocas la piedra negra, encontrarás a tu media naranja. ¿Quieres probar suerte? Visítala.

La leyenda de la sala del Mexuar

La sala del Mexuar se sitúa dentro de la Alhambra. Mexuar es un dialecto árabe que tiene su origen en el árabe clásico, que se conoce como Maswar y era el nombre que recibía el lugar donde se reunían los ministros del sultanato, en ella se tomaban decisiones del territorio a nivel político. En Granada se le atribuyó otra utilidad a la sala del Mexuar.

celosía de madera que hace referencia a la leyenda de la sala de MexuarEsta sala se encuentra al principio del palacio, y ha tenido varias versiones, desde una sala de recepción hasta una capilla, pero la leyenda tiene lugar cuando la sala se utilizaba para impartir juicios. Construida con una gran celosía que permitía ver sin ser visto, era desde donde el sultán de la Alhambra escuchaba todas las conversaciones que pasaban durante el juicio además del veredicto que se les atribuía. Era uno de los secretos del reino que se perdió con la marcha de los sultanes en el año 1492. Cuenta la leyenda que el sultán escribió en la puerta para entrar a la sala la frase: «Entra y pide. No temas pedir justicia que hallarla has.»

Leyenda de la Puerta de la Justicia

Una de las forma de adentrarse en el recinto de la Alhambra es pasando por la famosa Puerta de la Justicia. Cuenta la leyenda que su construcción es tan fuerte y rígida que aunque miles de ejércitos intentaran atacarla, no podrían derrumbarla y no caería abajo. Decían que en el momento que la llave que se encuentra dentro del arco interior y la mano del arco interior se juntasen, la Alhambra se derrumbaría, sería el fin del mundo.

Otro de los aspectos de esta leyenda es que se decía que ningún caballero encima de su caballo y con una lanza, no podría alcanzar a la mano esculpida situada en el arco exterior, en todo lo alto. Si algún caballero era capaz de tocarla, el trono de la Alhambra quedaría conquistado por este.

¿Cuál te ha parecido más interesante? Puedes compartirlo con nosotros en comentarios 😬