Los restos del Beato mártir Segundo Arce Manjón se encuentran ubicados en la Abadía del Sacromonte, hoy queremos hacer un repaso de su biografía e importancia para la religión. Fue uno de los sacerdotes que lucharon por el catolicismo durante el siglo XX en España. Ahora bien, conozcamos un poco más de su vida.

¿Qué es un mártir?

Un mártir es una persona que muere o sufre de padecimientos a causa de la defensa de sus ideales y convicciones.

Los mártires cristianos de los primeros siglos después de Cristo eran asesinados por defender sus ideales religiosos. Aunque hoy en día existen más historiadores de la iglesia que defienden que durante el siglo XX hubo más asesinatos de mártires que durante la época romana.

La Iglesia católica realiza un proceso de beatificación para después ser canonizado a un fiel católico que se sacrificó para dar voz y seguir a Jesucristo, es decir, hizo un acto de martirio. Aunque para que esto ocurra se debe de estudiar a fondo los hechos históricos y escritos que existan sobre la persona, así como testimonios reales.

Biografía de Segundo Arce Manjón

Nacimiento del sacerdote Segundo Arce Manjón

El sacerdote nació el 1 de junio de 1880, sus padres eran Cristóbal Arce Hidalgo y Luisa Manjón González. Natal de Ayoluengo un pueblo de Burgos fue bautizado el mismo día de su nacimiento. Era sobrino del célebre padre Andrés Manjón, que fue el fundador de las Escuelas del Ave María.

Estudios del mártir Segundo Arce Manjón

Realizó sus estudios en Quintanilla Escalada, hasta que su tío lo condujo al colegio seminario del Sacromonte en Granada. Aquí fue discípulo de los beatos Diego Ventaja Milán y Manuel Medina Olmos, además fue ordenado presbítero el 28 de mayo de 1904.

Comenzó a formar parte del profesorado del colegio seminario de maestros de Granada en 1905 y justo dos años después se licenció en Teología a la vez que fue nombrado capellán de la Abadía del Sacromonte. En 1908 su tío lo nombré director del colegio.

un recorte de periódico del sacerdote Segundo Arce Manjón

Muerte del sacerdote del Sacromonte

A principios del mes de julio de 1936 coincidió en Granada con su buen amigo beato Obispo de Guadix, puesto que se comenzaba el proceso de beatificación de su tío. Al regresar su amigo a Guadix, el padre Arce Manjón quiso acompañarlo y fueron atacados por una persecución religiosa en la ciudad accitana.

Ambos fueron detenidos salvajemente durante dos días y tras ello trasportados hacia Almería, allí estuvieron presos junto al beato Diego Ventaja Milán. A finales de agosto fue separado del resto de obispos y padeció el martirio en el pozo de la Lagarta.

El sacerdote Segundo Arce Manjón moriría a sus 56 años y llevaba 32 años como sacerdote.

Beatificación de Segundo Arce

Segundo Arce Manjón fue beatificado en Aguadulce junto a otros mártires que sufrieron persecución religiosa en España durante los años 30 del siglo XX.

Traslado de sus restos a la Abadía del Sacromonte

Los restos del beato Segundo Arce Manjón han sido depositados en el altar de San José en la Abadía del Sacromonte durante una Eucaristía precedida por el arzobispo para venerar sus restos entre los fieles. Se realizó el 9 de noviembre de 2020 tras la celebración del 6 de noviembre por la memoria de los mártires del siglo XX en España.

Durante toda su vida pedagógica estuvo al servicio de los niños más pobres y niños gitanos que habitaban en el Sacromonte y el barrio del Albaicín. Sus restos reposan ahora en el lugar donde ejerció y transmitió su espíritu para la memoria de todos los que como él lucharon por la buena fe.