Origen de la procesión del Cristo de los gitanos

En la Abadía del Sacromonte, en la iglesia de la Colegiata, se encuentra el famoso y tan querido Cristo del Consuelo o más conocido por los granadinos, “Cristo de los gitanos”.

Una copia (de Zúñiga de 1989) de esta imagen sale en procesión todos los años en semana santa por las calles de Granada, despertando el fervor de los fieles y siendo admirado por todos a su paso.

La cofradía del Cristo de los gitanos de Granada se fundó en el 1939, concretamente, el 14 de mayo, como la Insigne, Pontificia, Real, Colegial, Magistral y Sacramental Cofradía del Santísimo Cristo del Consuelo y María Santísima del Sacromonte. Sus fundadores fueron: José Estévez Toro, Agustí­n Pacceti y José Jiménez Casquet, quien fue el primer Hermano Mayor.

Unos meses después (29 de Junio de 1939), la hermandad llevó a cabo su primera reunión constitucional y al año siguiente, salió por primera vez en estación de penitencia desde la abadía del Sacromonte, siendo este, el origen de la procesión del Cristo de los gitanos.

Con esta salida en procesión fue cuando se iniciaron a elaborar los hábitos, un par de estandartes y faroles guías, doce báculos y un paso para poder llevar la imagen en procesión.

Esta hermandad tiene una gran unión con el Sacromonte como todos nos podíamos imaginar, pero, además, está vinculada con numerosas instituciones y personas importantes, como: el pintor Enrique Padial, el poeta Manuel Benítez Carrasco, Lola Flores, el Granada Club de Fútbol, Felipe Campuzano, la Asociación de Vecinos del Sagrario, Canal Sur Radio, el Colegio de Abogados y así una gran lista. También ha concedido títulos honorarios al ser una hermandad pródiga.

Escudo: origen Cristo de los Gitanos de Granada.

Historia del cristo de los gitanos

El Cristo del Consuelo o popularmente conocido como hemos dicho anteriormente, Cristo de los gitanos, es una obra del escultor José Risueño, la cual data del 1695 y fue encargada por el representante legal de la ciudad.

Este Cristo es uno de los más amados por los granadinos, especialmente por los habitantes del barrio del Sacromonte y del Albaicín y al cual todos van a rezarle.

La imagen de este Cristo fue tallada en madera de pino policromada y telas encoladas. Representa a Cristo crucificado sobre una cruz plana de madera, con cuatro clavos en donde los pies están apoyados en un subpedáneo. En esta talla José Risueño se inspira en las versiones de Zurbarán y quiere hacernos ver un naturalismo próximo al de Mora.

Todo el conjunto es de madera, exceptuando el perizoma de Cristo que está realizado con telas encoladas y su cabello, el cual está modelado con estopas también encoladas.

Se representa con la corona de espinas y con un semblante sereno, con los ojos cerrados. No tiene prácticamente sangre, únicamente en las heridas del costado, pies, manos y ciertas gotitas que le caen de la frente debido a la corona de espinas.

Su cuerpo se encuentra totalmente pesado, cayendo, ya que aquí se quiere reflejar un Cristo cuya muerte ha sido reciente, pues aún no se ha bajado el hinchazón del pecho, ni tampoco la tensión de las cejas.

Hay que destacar, que es el único Cristo en Granada de cuatro clavos, el cual, sus piernas paralelas y frontales marcan aún más el naturalismo en sus flácidos músculos. En cambio, en sus extremidades superiores podemos observar la colocación de sus manos con tres dedos estirados y meñique y anular flexionados.

El Cristo de los gitanos de Granada, ha sido restaurado en diversas ocasiones, la primera fue en el 1969 por Aurelio López Azaustre y en el 1995 por Inés Osuna, Carmen Bermúdez y Amelia Cruz.

Itinerario del cristo de los gitanos

La procesión del cristo del consuelo es una de las más admiradas de la semana santa de Andalucía. Procesiona el miércoles santo por las calles de Granada y aunque mucha gente lo desconozca, la imagen que sacan ese día no es la original, es una réplica de Miguel Zuñiga Navarro, tallada con la técnica de saca de puntos en 1989. La única diferencia que tiene con la original, es que el perizoma este tallado en madera.

A lo largo de la historia esta hermandad ha variado tanto el recorrido como su lugar de salida. Ha habido años que ha salido desde la propia Abadía (bajando el Sacromonte y cruzando el Albaicín), también desde la iglesia de San Miguel Bajo, las Carmelitas descalzas, el Sagrario, San Antón, Santo Domingo, desde la plaza pública junto al Colegio Cristo Rey, de San Matí­as y hasta de una cochera cercana a plaza nueva.

Actualmente, y desde el año 1989 la hermandad sale de la Iglesia del Sagrado Corazón de Jesús de Gran Ví­a. Por lo que, unos días antes del miércoles santo, se traslada la imagen del Cristo de los gitanos de la Abadía del Sacromonte a dicha iglesia.

Es la procesión más larga de Granada, saliendo normalmente sobre las 16:45 horas y llegando a la Abadía a altas horas de la madrugada. El itinerario del Cristo de los Gitanos, suele ser el siguiente:

Gran Vía, Plaza Isabel La Católica, Pavaneras, Plaza San Juan de la Cruz, San Matías, Plaza de Mariana Pineda, Ángel Ganivet (Tribuna Oficial), Puerta Real de España, Recogidas, Alhóndiga, Jáudenes, Marqués de Gerona, Plaza de las Pasiegas, Santa Iglesia Catedral, Cárcel Baja, Gran Vía de Colón, Reyes Católicos, Plaza Nueva, Plaza de Santa Ana, Carrera del Darro, Paseo del Padre Manjón, Cuesta del Chapíz, Peso de la Harina, Camino del Sacromonte, Santo Sepulcro, Carretera de acceso a la Abadía, a su templo en la Abadía del Sacromonte.

Cristo de los gitanos o del consuelo en procesión por Granada.

Los gitanos y su Cristo

Este crucificado de cuatro clavos despierta un gran fervor y es que, es una de las procesiones más espectaculares de Granada.

Tiene una duración de unas 12 horas más o menos y un recorrido muy complicado, ya que tiene que subir la empinada cuesta del Chapiz en el Albaicín, para poder entrar en su barrio, además del principio del camino del Sacromonte, el cual es muy estrecho para el paso.

Todo su trayecto está repleto de “vivas”, aplausos y saetas que se entremezclan con la banda de música que le acompañan.

Desde que se fundó la hermandad y se saca en procesión al Cristo del consuelo de Granada y a la Virgen que lo acompaña, todo su barrio (el del Sacromonte) baja al centro de la ciudad a verlos y después, suben acompañándolos de madrugada, arropándolos cantando y bailando en un ambiente muy festivo. 

Y es que, con la Alhambra de fondo y todo el ambiente que crean los gitanos de su barrio, con velas y con hogueras a su paso, además de cantándoles saetas desde sus balcones y bailándoles zambras, rumbas o bulerías hasta las 4 o 5 de la mañana hacen de esta procesión todo un espectáculo que finaliza en la Abadía del Sacromonte sobre las 6 de la madrugada. Es digno de ver y de sentir esa emoción que transmite la gente y todo el ambiente.

Procesión del Cristo del Consuelo o de los gitanos en Granada.