La Abadía es uno de los monumentos más importantes de la ciudad de Granada, entre sus edificaciones podemos encontrar infinidad de obras escultóricas, las cuales describen su propio arte y origen. La evolución de la Abadía es clave para explicar lo que hoy en día es la ciudad, por ello, no debemos de olvidar los retablos de la Abadía del Sacromonte.

Hoy en día, es un monumento donde cumple sus funciones para albergar miles de visitantes al año que se dejan perder por el encanto de sus paredes, retablos, estatuas, cuevas, además de poder escuchar misa y celebrar eventos. Este artículo en especial va dirigido a los retablos de la Abadía del Sacromonte que destacan por ser patrimonio artístico abacial y como hasta hoy conservan su esencia.

¿Qué es un retablo?

Un retablo es una estructura arquitectónica con esculturas y pinturas que se sitúan detrás del altar en la iglesia católica. En él se representan y define una historia o suceso en concreto de una serie de figuras o tallas.

Los retablos de la Abadía del Sacromonte son unas piezas esenciales para conocer cómo se compone la obra abacial, puesto que han ido realizándose a medida que la importancia del recinto iba creciendo. Todos ellos fueron realizados en la época dorada del retablo, por lo que su estilo es barroco. Destacan por su importancia artística, variedad en las tipologías y formas, así por sus grandes dimensiones.

uno de los retablos de la Abadía del Sacromonte, retablo mayor

Retablo de la capilla de Santiago de las Santas Cuevas

El retablo de Santiago de las Santas Cuevas está realizado en mármoles granadinos, se encuentra en un espacio pequeño, pero imponente, donde todos los fieles rezan y veneran la memoria de los orígenes cristianos de Granada. En esta capilla se celebraría por primera vez una misa el Apóstol Santiago, ya que se dice que aquí se le apareció la Virgen María.

Se trata de un pequeño retablo de fines del siglo XVII, donde en el centro del altar podemos encontrar una Inmaculada, obra de Duque Cornejo.

Retablo mayor de la iglesia de la Asunción de nuestra Señora

Se considera uno de los retablos de la Abadía del Sacromonte más importantes, su ejecución fue realizada por Blas Antonio Moreno, las esculturas por Domingo Cabrear y el policromado a José Bustos. Acaba de ser restaurado y se ha podido afirmar los autores del mismo.

La restauración del retablo mayor de la iglesia de la Asunción ha sido acometida con fondos de la Junta de Andalucía, Fundación Caja Rural y la propia Abadía del Sacromonte. Tras ella se puede apreciar y disfrutar del conjunto con sus colores vivos y aspecto, como cuando se realizó en el siglo XVIII. El retablo de la iglesia de la Abadía tiene un valor especial, ya que se encuentra en pleno corazón del conjunto abacial.

El retablo mayor de la Abadía está hecho con 3,27 metros de ancho y una altura de 8,49 metros, sobre un zócalo de mármol. Destaca por estar divido en tres cuerpos y tres calles separadas por estípites. En el centro podemos ver la escultura de Santiago y San Cecilio. En unos de sus cuerpos se representa a San Hiscio, San Tesifón, San Setentrio y San Maximino, por último el otro cuerpo aparece un gran medallón en relieve de la Virgen de la Asunción, Virgen María y San Gabriel Arcángel, San Miguel Arcángel y San Rafael Arcángel.

Esperamos haberos acercado un poco más a la historia y vida en el Sacromonte, y cómo cada acontecimiento afectó de manera positiva al conjunto arquitectónico, escultórico y pictórico de la Abadía del Sacromonte. La obra sacromontana son piezas especiales y exclusivas que nadie se debería de perder.