El retrato de Francisco de Goya ubicado en la Abadía del Sacromonte

El retrato de Francisco de Goya ubicado en la Abadía del Sacromonte

Francisco de Goya y el retrato al óleo de Francisco de Saavedra

Retrato al óleo de Francisco de Goya realizado al diplomático Francisco de Saavedra que forma parte de la colección de la Abadía del Sacromonte
El retrato al óleo de Francisco de Goya a Francisco de Saavedra

Francisco de Goya es una de las figuras más grandiosas de la historia del arte de España. Su versatilidad y la forma que tenía de crear sus obras hizo que fuese un artista polifacético adelantado a su época, con conocimientos de movimientos pictóricos que abarcaban desde el romanticismo puro al total surrealismo

Otro dato interesante es que Francisco de Goya también trabajó como retratista de la aristocracia de la Comunidad de Madrid así como también para la familia real, por lo que muchos de estos retratos al óleo son obras muy valoradas y piezas de las más famosas.

Por este personaje tan destacado en la historia del arte de España como es Francisco de Goya, al que muchos entendidos lo caracterizan como el padre del Arte Contemporáneo, tenemos el placer de poder admirar de una de sus obras ubicada en Granada, en la Abadía del Sacromonte.

Retrato de Goya de Francisco de Saavedra

La obra consiste en un retrato al óleo de Francisco de Saavedra con las mismas características de cualquiera de los retratos de Goya, las luces y sombras para destacar la figura del personaje así como la expresividad y una estructura posicional con mucha relevancia.

Francisco de Saavedra fue un diplomático español que realizó parte de sus estudios en Granada, en la escuela de la Abadía del Sacromonte. Fue por ello por lo que en agradecimiento, de Saavedra donó uno de sus retratos de Goya a la anteriormente citada abadía y esperamos que con este artículo conozcas un poco más de este personaje de la diplomacia española así como de Francisco de Goya y sus retratos al óleo.

Retrato de Francisco Saavedra realizado por Francisco Goya ubicado en la Abadía del Sacromonte
Retrato de Francisco de Saavedra en la Abadía

Francisco de Saavedra, uno de los protagonistas de los retratos al óleo de Goya

Francisco de Saavedra fue un personaje ilustre sevillano y muy relacionado con la Ciudad de Granada, donde cursó estudios en el Colegio del Sacromonte. Fue uno de los personajes de los retratos al óleo de Francisco de Goya. Tuvo cargos políticos de gran relevancia en una época dura para su nación que tanto admiraba. Su relación con la Ciudad de Granada fue de gran ayuda para la responsabilidad política que ostentaba.

En el año 1757 a la edad de 11 años, este personaje de los retratos al óleo de Goya, ingresó en el Insigne Colegio de Teólogos y Juristas del Sacromonte, recibiendo la formación académica más importante de su vida durante seis años. Fue un estudiante aplicado y muy eficiente con unas relaciones muy estrechas con sus compañeros. Su comportamiento era excepcional pero a la vez inquieto y parece que fue en ésta época donde comenzó a aficionarse a las armas y así iniciar sus dotes militares.

En la institución de la Abadía del Sacromonte fue el lugar donde se le reconoció de una forma excepcional por primera vez y continuó dicho reconocimiento encomendándole conferencias y charlas a lo largo de su trayectoria. Es por esta relación que Francisco de Saavedra donó su retrato de Goya a la institución que lo vio crecer y confió en sus posibilidades.

Francisco de Goya en una pequeña biografía

Francisco de Goya nació en la provincia española de Zaragoza en el año 1746. Su familia de cinco hermanos era de buena reputación y su padre un artesano bastante reconocido. A pesar de que su padre deseaba que Goya siguiese en el negocio artesano familiar, la vocación de su hijo por la pintura nació a una edad realmente temprana.

Comenzó sus estudios artísticos a la edad de catorce años, bajo las directrices del pintor José Luzán. Fue un comienzo muy precoz debido a que en los estudios generales, Francisco de Goya no destacaba en absoluto, sino todo lo contrario. Estas clases de Luzán perduraron durante cuatro años.

Goya en Madrid

Después de perfeccionar su técnica artística en todas las materias, sobre todo en el retrato al óleo, Francisco de Goya decidió ingresar en la Academia de San Fernando en la ciudad de Madrid aunque no fue finalmente posible. En ese intento de ingresar en la academia que deseaba en el año 1963, Francisco de Goya tuvo la dicha de conocer a Francisco Bayeu, artista reconocido que lo apoyó en toda su trayectoria y ayudó a conseguir trabajos fundamentales para la creación artística de Goya.

A los diez años de conocerse Bayeu y Francisco de Goya pasan a ser cuñados, al casarse Goya con Josefa Bayeu, la hermana de su amigo Francisco.

Después de quedarse viudo, Goya mantuvo una relación sentimental con una de sus sirvientas hasta que falleció el 16 de Abril de 1828. Hasta éste día el pintor no dejó de hacer crecer día a día su amor por la pintura, sobre todo por el retrato al óleo. Toda su creación a lo largo de su carrera es una verdadera historia del arte de nuestro país.

Retratos al óleo de Goya 

Entre las miles de facetas artísticas que Goya realizaba, las que más destacaban eran el grabado y la pintura, tanto mural como en caballete. Fue un relevante retratista hasta ser nombrado pintor de cámara, donde llegó a ser el suministrador del retrato al óleo de la corte. 

En ese momento, Francisco de Goya ocupa la mayor parte de su tiempo en la tarea del retrato al óleo tanto de la corte como retratos al óleo de mendigos, personajes de la alta alcurnia de Madrid, etc. de todas clases sociales. En esta tarea recibe la ayuda de pintores tales como Ascensió Julia.

La forma de describir los retratos de Goya es tan amplia como la misma obra del pintor. Se puede ver la tendencia de empastes espesos que se han realizado a la espátula así como la pincelada suelta que usa que resulta de carácter impresionista. El realismo de sus personajes es fotográfico y las expresiones de los mismos personajes recuerdan a la época prerromántica.

Francisco de Goya adquiere la tendencia de incluir al modelo en el retrato al óleo en un fondo neutro sin interés, centrándose en el rostro del retratado. También comienza a hacer uso, a partir del año 1815, de una paleta de colores muy restringida, usando principalmente el marrón y el negro. Se fija el contraste cromático en la vestimenta y la piel del personaje, demostrando una excepcional calidad en el sentido técnico así como también en el sentido psicológico del retratado.

A pesar de que los retratos al óleo de Goya eran mayoritariamente de la Corte, también realizó retratos al óleo de personas importantes de su vida. Sin embargo muy excepcionalmente retrata a los miembros de su familia.

En los últimos años de su vida realizó una serie de retratos al óleo no oficiales que resultan de una percepción personal de los personajes retratados extraordinaria y consiguiendo con ellos una expresividad de mucha fuerza. Es hasta la última de sus obras donde se puede apreciar la modernidad de sus retratos al óleo. Francisco de Goya es indispensable para apreciar el arte del S.XIX ya que es el iniciador de la creación artística contemporánea.

Esperamos que haya sido de interés este artículo en torno a estas dos figuras relevantes de la Historia de España que tienen su sello en la Ciudad de Granada a través de la Abadía del Sacromonte. Francisco de Goya y sus famosos retratos al óleo y Francisco de Saavedra y su relevancia en la política española de la época unidos en la emblemática estancia del Sacromonte.

Comentarios

Sé el primero en comentar “El retrato de Francisco de Goya ubicado en la Abadía del Sacromonte”