El Cristo de los Gitanos de Granada se conserva en la Abadía del Sacromonte

El Cristo de los Gitanos de Granada se conserva en la Abadía del Sacromonte

El Santo Cristo del Consuelo, hoy más conocido como el Cristo de los Gitanos, se encuentra en la Colegiata de la Abadía.

Cristo de los Gitanos de Granada ubicado en la Abadía del Sacromonte

Paseando por la Colegiata, como se le conoce a esta Iglesia Barroca de la Abadía del Sacromonte, donde las bóvedas cubren las naves y las capillas, tanto centrales como laterales, se sustentan sobre columnas que nos son indiferentes ante la belleza de este lugar, ya que, entre ellas, en sus muros, se encuentran numerosas pinturas y esculturas de gran valor artístico.

Entre las esculturas más populares que encontramos en la Iglesia de la Colegiata de la Abadía del Sacromonte, al fondo vemos la figura del Cristo del Consuelo, hoy más conocido como el Cristo de los Gitanos de Granada, que aporta una gran entidad a este lugar, no sólo por el fervor y la pasión que despierta el Cristo de los Gitanos entre los fieles de Granada, sino porque es obra del famoso escultor José Risueño, quien lo esculpió 1695 por encargo del Cabildo de la época, y quien ejecutó la obra del Cristo de los Gitanos de Granada con unas características destacables que en la visita a la Abadía del Sacromonte se pueden apreciar desde cerca.

Por tanto, la iglesia de la Abadía se conoce como la Colegiata y en ella, al fondo, encontramos el Cristo de los Gitanos de Granada, también conocido como Cristo del Consuelo. Esta importante figura de 1965 destaca en la Iglesia de la Abadía, ya que es un icono de gran relevancia para los fieles de Granada que todos los años pasean esta figura por la procesión del Cristo de los Gitanos en Semana Santa.

Este día en el que se celebra la procesión, por motivos de seguridad, se muestra a los fieles una réplica del Cristo de los Gitanos, ya que, cualquier imprevisto meteorológico podría suponer el deterioro de esta figura del siglo XX.

Las réplicas del Cristo de los Gitanos son muy parecidas, aunque acercándonos en la visita a la Abadía del Sacromonte podemos observar varias diferencias en los materiales, la expresión de la cara o la representación de la crucifixión.

Por su historia y la pasión que levanta entre los granadinos y turistas, el Cristo de los Gitanos se ha convertido en una de las figuras más emblemáticas de Granada, siendo la Colegiata de la Abadía del Sacromonte su lugar de custodia durante todo el año y donde podrás visitarla cualquier día de la semana y apreciar de primera manos sus acabados y las pequeñas diferencias entre la réplica y la figura original.

Junto al Cristo de los Gitanos en esta Iglesia Barroca de la Abadía de encuentra la figura de María Santísima del Sacromonte

Escultura de María Santísima del Sacromonte que se encuentra junto al Cristo de los Gitanos en la Iglesia de la Colegiata de la Abadía
María Santísima del Sacromonte

A esta escultura de Cristo de los Gitanos crucificado le acompaña en todo momento la figura  María Santísima del Sacromonte en su capilla, otra figura que atrae a gran cantidad de fieles todos los años.

Destacar también la Sacristía, cuya estructura rectangular está marcada por una Mesa al centro de Cálices con incrustaciones de gran belleza.

En el Altar Mayor, donde siempre aparecen flores colocadas con cuidado y esmero, no podemos pasar por alto la Capilla del Fundador, Don Pedro de Castro, quien yace en un mausoleo sobre el que está la escultura orante del mismo.

Comentarios

Sé el primero en comentar “El Cristo de los Gitanos de Granada se conserva en la Abadía del Sacromonte”