Qué hacer en Granada con niños

Qué hacer en Granada con niños

En cuanto a que hacer en Granada con niños, estructuraremos un plan ideal para disfrutar de la sonrisa de los más pequeños.

Aprender en el Parque de las Ciencias

Que hacer en Granada con niños

El Parque de las ciencias es un clásico que hacer en Granada con niños, popular entre familias locales. Se trata de un espacio dedicado al conocimiento, donde los más pequeños disfrutarán y estarán tremendamente entretenidos.

Te recomendamos dar un paseo general por el parque y explotar y toquetear todos sus inventos.

Eso sí, en cuanto a exposiciones no puedes irte sin entrar al Biodromo, donde podemos visitar más de 250 especies de animales y plantas del clima tropical, al mismo tiempo que se transmite el respeto hacia el planeta y todas sus especies.

Otra de las exposiciones recomendadas 100% en tu visita es el planetario, donde distintas proyecciones explican a los niños sobre el planeta.

Además, la exposición de Robots es especialmente divertida para los más pequeños, donde jugarán con todo tipo de seres automatizados.

Pasear por el Realejo

El barrio del Realejo fue el antiguo barrio judío, donde los Reyes Católicos asentaron las casas nobles de la Granada cristiana.

En su visita, recomendamos partir de la plaza Isabel la Católica, donde subiendo la calle Pavaneras, nos adentraremos en el encanto de este barrio bohemio. En su trascurso llegaremos hasta el Campo del Príncipe, donde podremos tomar una cerveza bien fresquita en sus terrazas mientras los más pequeños disfrutan de un rato de columpios.

Recorrer el Albaicín

El Albaicín sin duda es uno de los lugares más bonitos de la ciudad. Se trata del que fue un barrio árabe, tranquilo que tiene acceso desde Plaza Nueva. Pasear por el Albaicín y sus calles laberínticas sorprenderá a los más pequeños. Eso sí, por sus calles empinadas, estrechas y desordenadas no es nada difícil perderse, lo cual hace aún más divertido el plan para toda la familia.

Para su visita, recomendamos recorrer todo el paseo de los tristes y comenzar a subir en la Cuesta del Chapiz, donde podremos hacer una primera parada en el Palacio de los Córdova.

Antes de seguir subiendo y topar en el Sacromonte, giraremos a la izquierda por la Cuesta de San Agustín, la subimos, y al topar en el Carril de San Agustín  giramos a la izquierda hasta el Restaurante Las Tomasas, donde giraremos a la derecha y luego, torceremos a la izquierda hasta topar en el Callejón de las Tomasas, que dará pie a una escalinata que nos llevará a uno de los sitios más emblemáticos de la ciudad, el Mirador de San Nicolás.

En la visita al barrio es imprescindible:

–   Llevar un calzado cómodo para trascurrir por el empedrado de sus calles y sus cuestas.

–   Hidratarse se hará necesario por el mismo motivo, pero no te preocupes, te toparás con fuentes en cada rincón y con maravillosas terrazas donde sentarte a tomarte un refresco con tus pequeños.

–   Llevar cámara de fotos para capturar cada postal que ofrecerá el barrio a vuestra vista. Si te preguntas que hacer en Granada con niños recuerda que es fundamental que lleves tu cámara para fotografiar sus sonrisas en todo momento.

Disfrutar del Sacromonte

El barrio del Albaicín te dará pie en el Sacromonte, un barrio gitano con cuevas que reflejan los orígenes multiculturales de la ciudad, donde vivieron judíos, cristianos y musulmanes hasta que los Reyes Católicos decretaron la conversión al cristianismo y con ella, la expulsión del resto de culturas.

En el barrio, se hallaron unos restos humanos junto a una lámina sepulcral que contaba que se trataba de los restos de San Cecilio, primer obismo de Granada, que fue quemado en esas Santas Cuevas en el segundo año de Nerón.

Ello dio lugar a un centro de peregrinación, el segundo más importante de España, que constituyó un “via crucis” con más de 1200 cruces que trascurrían camino del monte Valparaíso, monte Sacro.

Dichos hallazgos dieron lugar al origen de la Abadía del Sacromonte, que guarda los mismos en el interior de su museo.

Al visitar Granada con niños, visitar la Abadía es fundamental para comprender la historia de la ciudad en este lugar lleno de paz y cargado de espíritu y fé.

En tu visita, descubrirás un complejo monumental que cuenta con una iglesia barroca, un claustro central, las Santas Cuevas y unas vistas alucinantes a la ciudad, entre pasillos que guardan la historia que vivieron un día los estudiantes de la Abadía, la que fue la primera universidad privada de España.

Comentarios

Sé el primero en comentar “Qué hacer en Granada con niños”