La Abadía del Sacromonte es actualmente en Granada uno de los lugares de interés elegidos por los turistas que visitan nuestra ciudad. Está situada en el monte Valparaíso y es un emblema cultural en la ciudad y su historia es fundamental para comprender la historia de Granada. En este artículo os queremos contar un poco más de la Abadía del Sacromonte y de su legado artístico: más concretamente su estilo arquitectónico y el mobiliario de la sacristía.

A modo recordatorio, la Abadía del Sacromonte es un complejo religioso, que se conoce también como Colegiata de San Cecilio y se compone de: el Seminario decimonónico, Colegio Nuevo, Casa Abacial, Colegiata de San Cecilio, Iglesia de la Asunción y las Santas Cuevas.

Estilo arquitectónico y construcción

El estilo arquitectónico de la Abadía del Sacromonte es puramente barroco, no por la apariencia arquitectónica, sino más bien por el valor histórico y simbólico: este complejo religioso manifiesta el triunfo de la contrarreforma y ser el núcleo de la doctrina de la ciudad. La historia de la Abadía del Sacromonte se remonta al siglo XVI durante la época romana.

Los 3 arcos exteriores de la portada de la Abadía del Sacromonte.Cada elemento que forma la Abadía, representa un estilo arquitectónico diferente:

  • La Abadía se construyó en el S. XVIII y en la parte más alta del vano central se puede apreciar una característica ornamental por su fundador.
  • La casa Abacial se caracteriza por un estilo arquitectónico clásico junto con la técnica mudéjar.
  • Iglesia de la Asunción se llevó a cabo bajo el arquitecto jesuita llamado Pedro Sánchez, por lo que el estilo arquitectónico es jesuita.
  • Santas Cuevas se originaron para proteger y unificar a las cuevas donde se habían hallado restos óseos.

Mobiliario de la sacristía

El mobiliario de la sacristía se relaciona especialmente con un estilo barroco, y sus muebles son ricos en historia, te contamos el significado de los muebles más simbólicos: las cajoneras de la sacristía, la mesa octogonal, la portada de acceso a las salas capitulares, y diseños de taracea.

Cajoneras de la sacristía

Las cajoneras de la sacristía se elaboraron en madera, en tonos claros y oscuros, trabajo realizado por el pintor y escultor granadino Diego Sánchez Sarabia, en el año 1761. Las cajoneras van desde una parte de la habitación hasta las esquinas, que culminan en armarios en ambos extremos, con puertas de casetones y sobre las cajoneras una crestería en tono madera dorado y tallado con diversas miniaturas pintadas sobre cobre.

En el mismo lugar donde se ubican las cajoneras de la sacristía, aparece un pilar en piedra de Elvira que muestra el sello abacial e inscripción latina.

Mesa Octogonal

Una de las piezas del mobiliario que sin duda llama más la atención y destaca entre los demás, es la mesa octogonal de piedras duras o jaspes embutidos en forma de figuras geométricas. Se sitúa dentro de la Sacristía y llegó en el año 1621 desde Sevilla, que fue comprara por el arzobispo Castro, uno de los personajes históricos más recordados en la Abadía del Sacromonte.

Esta obra se atribuye a los talleres romanos durante el siglo XVI, una elaboración bajo que combina criterios cromáticos y decorativos, como por ejemplo orlas y escudos/trofeos militares. Existen tres modelos aparte de esta mesa octogonal: que se encuentran en el palacio romano del Quirinal, en Arundel Castle y la que formó parte del Agostino Doria (actualmente se conserva en una colección privada).

Portada de acceso a las salas capitulares

Otro de los elementos más famosos de la Abadía del Sacromonte es la gran portada de acceso a las salas capitulares, se corresponden con el siglo XVIII. Es considerada un retablo por su diseño compuesto por el enmarcado en forma de rectángulos y con diseños geométricos en su interior, entre ellos se pueden apreciar cruces y el emblema de Salomón, además de recuadros con relieves. Su frontón se divide en forma de óvalo.

 

El mobiliario de la Abadía es rico en diferentes estilos, compuesto por mesas y espejos barrocos, mobiliario de taracea como joyeros, atriles… En su mayoría donados o heredados, e incluso arquetas, sillones de terciopelo y canapés, arañas de cristal, etc.

Si quieres conocer más sobre la Abadía del Sacromonte solo tienes que visitarla y conocerás muchos más detalles e historia de este monumento en Granada.